Often caused by lymph node removal or damage due to cancer treatment, lymphedema occurs because there’s a blockage in the lymphatic system and results in the swelling in leg or arm. A 2017 study involved patients who suffered from obesity and lymphedema and who embarked on a 18-week ketogenic diet. Weight and limb volume was significantly reduced. (5)


Hola Andrea, muchas gracias por sus comentarios. Para que sea dieta cetogénica se ocupan esas porciones de macronutrientes. Si quiere una estilo de vida similar pero con porción diferente de marconutrientes y también es una dieta muy saludable, puede hacer la dieta paleo, también es baja en carbohidratos pero no un porcentaje tan bajo como la cetogénica. Intente evitar la comida procesada y un exceso de carobhidratos. El azúcar si esta prohibida 100%, puede usar stevia. Saludos
Hola Marcos! En primer lugar te felicito por tu trabajo . Tengo algunas dudas sobre la dieta cetogenica que me gustaría que me aclararas. Ya la hice anteriormente un par de meses y ahora Llevo 20 días con dieta ceto combinada con ayuno intermitente 16/8 ( me salto merienda y cena , y sólo desayuno y como hacía las 14 pm x última vez ) . He visto y leído mucho sobre la dieta y en algunos sitios se dice que cada 3 semanas hay que hacer un descanso y recarga de hidratos para que sea más efectiva ( el organismo se acostumbra)y otros dicen que no hay que salir de cetosis. Me podrías aclarar esto ? Si quiero mantenerme en la dieta 2 meses , tengo q hacer un descanso para recargar hc ? De cuánto tiempo y en qué consistiría la alimentación ese dia o días de descanso ? Me da un poco de miedo y pereza salir y entrar de cetosis Porque los primeros días tengo los típicos síntomas de insomnio, concentración y cansancio que no me gustaría tener que atravesar cada 3 semanas. Por otra parte , es curioso que está última vez me ha costado muy poco entrar en cetosis , 1 días ó 2. No se si es q el metabolismo » ha aprendido » . Muchas gracias 🙂
Preparación: Empezamos sacando el pollo de la nevera al menos una hora antes de cocinarlo, para que esté a temperatura ambiente. Precalentamos el horno a 220ºC o 225ºC. En un bol mezclamos la sal, la pimienta y el tomillo. Repartimos 2/3 partes de esta mezcla por la superficie de todo el pollo, masajeando con las manos para que se impregne bien. El resto de la mezcla la juntamos con el ajo aplastado y la nuez de mantequilla. Untamos el interior del pollo con esta mezcla. Las dos cucharaditas de mantequilla las repartimos sobre el pollo. Si queréis, podéis atar el pollo con un trozo de bramante para que las alas y los muslos queden más pegados al cuerpo. En una bandeja que pueda ir al horno ponemos el pollo apoyado sobre un lado (si la bandeja es pequeña ira mejor pues quedará más fácilmente apoyado). Lo horneamos 25 minutos, cuando haya transcurrido la mitad de este tiempo podéis sacar el pollo para salsearlo con los jugos que se habrán formado, pero sin cambiarlo de posición. Pasado este tiempo, lo volvemos a sacar y lo colocamos del otro lado. Podemos añadir un chorrito de agua, lo regamos y horneamos otros 25 minutos. A media cocción sacamos de nuevo el pollo y repetimos la operación de salsearlo, de nuevo sin cambiarlo de postura. Pasado este tiempo colocamos el pollo con el dorso hacia abajo. Regamos y lo ponemos de nuevo quince minutos más. Lo sacamos, le damos la vuelta y o dejamos quince minutos más. Dejamos reposar tapado unos 10 minutos antes de servir.

Existe un número creciente de estudios publicados en los que se observa que aquellos alimentos con una alta carga glucémica están implicados en la etiología del acné a través de su capacidad para estimular insulina incrementándose la biodisponibilidad de andórgenos (la insulina puede aumentar la producción de andrógenos) y la actividad del factor de crecimiento insulínico 1 (IGF-1) pudiendo influir en diversos factores que favorecen el desarrollo de acné como son: descamación del epitelio folicular, proliferación de queranocitos basales dentro de los conductos polisebáceos, aumento de la producción de sebo mediada por andrógenos… En definitiva, existen estudios concluyentes de que una dieta cetogénica puede ser eficaz para reducir la gravedad y progresión del acné.
¡Pero el caso es que no puede esperar hasta el 9 de septiembre para aclarar algunas dudas!, jaja. Ahora mismo estoy con una dieta muy baja en carbohidratos pero con recarga una vez a la semana, ya que quiero subir el metabolismo porque creo que lo tengo ralentizado, pero no se si entro o no en cetosis. Me compré las tiras reactivas de orina y cuando entré el verano pasado sí que me lo marcaron, pero la pregunta es ¿cada vez que se entra en cetosis el cuerpo vuelve a desparovechar esas cetonas que se detectan en la orina? o, ¿una vez «acostumbrado» tras varias veces de entrar y salir ya no elimina cetonas por la orina y no sirven como método de detección?. En ese caso, ¿cómo sabes si estás o no en cetósis?

Además de la diferencia entre el consumo de carbohidratos que hemos mencionado antes hay que mencionar también el tipo de grasa que puedes consumir. Las dietas keto tradicionales permiten todo tipo de grasas, incluidas las saturadas como la mantequilla, la manteca de cerdo y los cortes grasos de carne. Por otro lado, el plan de dieta de South Beach recomienda encarecidamente comer solo grasas saludables, como las grasas que provienen del aceite de oliva virgen extra, aguacates y nueces, así como fuentes de proteínas magras.

Estos signos tienden a aparecer a las dos semanas de la entrada del cuerpo en cetosis, pero si estás siguiendo la dieta como es debido, no deberían durar mucho tiempo. Cuando el cuerpo se haya adaptado a su nuevo estado de quema de grasa, estas señales deberían desaparecer. Si alguna permaneciera más de tres semanas, podría ser un indicador de que estás comiendo demasiados carbohidratos y entrando y saliendo de la cetosis sin parar.
×