Buenas…soy un seguidor de la dieta cetogénica y el ayuno intermitente. El ayuno lo practico desde hace un año, en un protocolo de 6/18 con 2 únicas ingestas durante la ventana de 6H, y la verdad es que no suelo tener problema de hambre durante la ventana de ayuno, incluso haciendo mis entrenos en dicha ventana de ayuno. La dieta CETO es la que actualmente a entrado en mi vida, y tan solo llevo 1 mes escaso, pero con un control exhaustivo de menos de 30gr de HdC al día…y de momento no lo llevo mal.
En la actualidad existe un bombardeo continuo de estándares de cuerpo a seguir, todos muy delgados y se quiere llegar a ellos de manera poco saludable. Una dieta cetogénica (sobre todo siguiendo una filosofía paleo), también considera que tener una buena salud emocional es importante para verse y sentirse bien, además que con stress los resultados serán menores.
Otra pregunta, respecto a las duchas frías. Creo recordar que en un artículo no recomendabas tomarlas después entrenar (mi momento favorito 🙁 ) Ahora solo las tomo una vez a la semana, el dia de descanso. La verdad, ando perdido en este tema, a lo mejor después del agua caliente para recuperar un poco los músculos, tampoco es malo uno o dos minutos de agua fría. Que opinas? Gracias!

Además de eso, a pesar de la pérdida de peso rápida, después de la conclusión de la dieta puede ocurrir la recuperación del peso perdido. Y aún se es posible que ocurra la recuperación de un peso mayor que el que se tenía. Esto es a lo que se llama efecto rebote. Ocurre por falta de reeducación alimentaria, o sea, la persona no aprende a alimentarse de forma saludable y correcta. Así, no es posible obtener un resultado duradero.


¿Cuál es el truco? El estado cetogénico se ha relacionado con el aumento de las hormonas de saciedad y la disminución de las hormonas del hambre, bien investigadas durante la fase inicial. Pero una vez que haya terminado la dieta ceto después de 30 días, las hormonas que suprimen el apetito aumentarán significativamente desde su línea de base. Lo que significa que es probable que se sienta físicamente más hambriento que antes de comenzar con todas estas tonterías en la dieta.
hablando técnicamente puedes comer incluso frutas, pero en porciones muy muy pequeñas (un solo gajo de una naranja te sacaría de cetosis), las cebollas también tecnicamente puedes comerla, pero una sola cebolla te saca de cetosis seguro. Como sabemos que no te comerás una cebolla entera, puedes comerla, por ejemplo, en una ensalada, agregando un poco y en alguna comida de manera esporádica y no en una gran cantidad.
Hola Emma, reduzcas sus calorías, ¿Cuantas calorías consume al día?. Ahorita que pesa 10 kilos menos ocupa menos calorías al día para bajar de peso, si antes bajaba de peso con 1800 calorías al día, ahora alomejor ocupa 1500 al día. Si no le funcionó con 15000 intente con 1300 calorías. Perder casi 3 kilos en 3 semanas esta bien, lo ideal es 1 kilo por semana, perder más de 1 kilo por semana no es tan recomendable. Saludos
en principio la dieta cetogénica no afecta el ritmo cardiaco. Lo que sí es cierto que durante la cetosis existen más cetoácidos en la sangre. Los riñones eliminan cetoácidos del cuerpo de manera natural. Si éstos se acumulan en la sangre más allá de la capacidad de los riñones para eliminar el ácido, se puede presentar fatiga, latido del corazón irregular o mareos, y cuando tengas estos síntomas no es recomendable entrenar.
Entonces, la glucosa es necesaria para producir la energía diaria, pero de igual forma representa un problema al tener que consumirla en grandes cantidades porque se tiene al cuerpo acostumbrado a sacar la energía de ella. Lo que queremos enseñarte con la dieta cetogénica es precisamente lo contrario, que acostumbres a tu cuerpo a sacar energía mediante la quema de grasa que consumes.
Además de sus principales efectos deseados, el fabricante afirma también que las píldoras Nutriflair Keto puede funcionar como supresores del apetito y aceleradores de energía. Otros beneficios prometidos incluyen una mejor función cerebral y la memoria, aumento de la resistencia, la disminución del colesterol y reducir los niveles de azúcar en la sangre.
Otra cosa es que a veces hay cambios de tamaño que no se reflejan en la báscula. Si después de 4 o 5 semanas no hay progresos, se reevaluará la situación. En este caso se revisará nuevamente los macros para asegurar de que se está bien encaminado. Evaluar el consumo de agua y la reposición de electrolitos más la disminución de lácteos será otra medida a tomar.
Pero,¿Qué es la cetosis? Es la condición donde ocurre la metabolización de las grasas que genera la producción de ácidos grasos libres y glicerol. Estos dos compuestos dan origen a un nuevo compuesto conocido como cuerpo cetónico. Los cuerpos cetónicos producidos forman nuevos ácidos grasos que serán utilizados por el organismo como fuente de energía. De esta forma, se da una reducción de la grasa corporal y, consecuentemente, de peso.

– ¿Crees que porque no tengo un alto conocimiento en medicina no puedo opinar? ¿Entonces los dietistas que estudian la alimentación y la bioquímica de los mismos no pueden opinar? Mi formación no es completa, lo se, pero es suficiente como para cuestionar lo que tu planteas desde que pusiste un cajón de comentarios. No puedo darte estudios científicos, pero si puedo darte datos. Las dietas cetogénicas son en las que se basan (algunas etapas) la famosa dieta Atkins y Dukan. Te invito a que leas este articulo donde Dukan es expulsado del colegio frances de medicina. Tan bueno no debe ser.


La polémica siempre ha acompañado a estas dietas. De hecho, existen numerosos nutricionistas y profesionales de la salud que llevan años alertando de los posibles problemas de salud que pueden conllevar estas dietas. No obstante, y a pesar de los riesgos que puede implicar seguir una dieta cetogénica, hay muchas personas que la han probado y se han vuelto fanáticas de la misma. Los expertos en nutrición de 'Men's Health' parecen ser de este último grupo. "No es tan terrible como crees", aseguran. "Aquí está la prueba", añaden.


A diferencia de lo que muchos creen, mejora el perfil lipídico reduciendo los niveles de triglicéridos, de colesterol total e incrementar levemente el colesterol HDL. A pesar de que existen dudas sobre su seguridad a largo plazo y su eficacia en comparación con dietas más variadas, existen estudios (1, 2) que parecen demostrar que la reducción de los carbohidratos a niveles que inducen la cetosis fisiológica puede conducir beneficios significativos en los perfiles de lípidos en sangre. Parece ser particularmente marcado en el nivel de triglicéridos sanguíneos, aunque también se han visto efectos positivos significativos sobre la reducción del colesterol total. También se han observado efectos directos relacionados con una dieta baja en carbohidratos y rica en grasas sobre la síntesis de colesterol endógeno total, al inhibirse una enzima clave en la biosíntesis del colesterol endógeno que se activa con la insulina (un aumento de la glucosa en sangre y consecuentemente de los niveles de insulina, conducirá al aumento de la síntesis de colesterol endógeno).
Si es la primera vez que haces una dieta cetogenica durante la fase de adaptación puedes experimentar: mareos, dolor de cabeza, cansancio y necesidad de carbohidratos. Con el fin de minimizar estos efectos, sería conveniente adaptarnos de forma progresiva, puedes empezar haciendo una dieta baja en carbohidratos durante las primeras semanas. La dieta cetogenica necesita que se produzca un cambio metabólico, y por ello debemos adaptar el organismo a la nueva forma de obtener energía. Esto puede ayudar a tu cuerpo a quemar más grasa, antes de quitar por completo los carbohidratos de tu dieta.
Yo he bajado 15 libras aproximadamente pero de repende deje de bajar de peso, me faltaron 5 libras menos para mi gusto. Hago la dieta de lunes a viernes y el fin de semana la rompo un poco, no totalmente. Lo importante es que no subo de peso y para mi esta bien. Estoy buscando nuevas recetas para no aburrirme. Los exámenes de laboratorios me salieron muy bien.
Preparación: Empezamos sacando el pollo de la nevera al menos una hora antes de cocinarlo, para que esté a temperatura ambiente. Precalentamos el horno a 220ºC o 225ºC. En un bol mezclamos la sal, la pimienta y el tomillo. Repartimos 2/3 partes de esta mezcla por la superficie de todo el pollo, masajeando con las manos para que se impregne bien. El resto de la mezcla la juntamos con el ajo aplastado y la nuez de mantequilla. Untamos el interior del pollo con esta mezcla. Las dos cucharaditas de mantequilla las repartimos sobre el pollo. Si queréis, podéis atar el pollo con un trozo de bramante para que las alas y los muslos queden más pegados al cuerpo. En una bandeja que pueda ir al horno ponemos el pollo apoyado sobre un lado (si la bandeja es pequeña ira mejor pues quedará más fácilmente apoyado). Lo horneamos 25 minutos, cuando haya transcurrido la mitad de este tiempo podéis sacar el pollo para salsearlo con los jugos que se habrán formado, pero sin cambiarlo de posición. Pasado este tiempo, lo volvemos a sacar y lo colocamos del otro lado. Podemos añadir un chorrito de agua, lo regamos y horneamos otros 25 minutos. A media cocción sacamos de nuevo el pollo y repetimos la operación de salsearlo, de nuevo sin cambiarlo de postura. Pasado este tiempo colocamos el pollo con el dorso hacia abajo. Regamos y lo ponemos de nuevo quince minutos más. Lo sacamos, le damos la vuelta y o dejamos quince minutos más. Dejamos reposar tapado unos 10 minutos antes de servir. 
×