Para hacer sostenible un descenso en tu peso y medidas debes estar en un deficit LIGERO durante un tiempo más prolongado. La dieta cetogénica sigue esto, con la diferencia agregada de que consume pocos hidratos de carbono para que el sustrato energético que use tu cuerpo sea grasa de manera que no cubras tus necesidades con carbohidratos y que puedas consumir tus reservas. Es recomendable.
Me gustaría hacerte otra pregunta porque tengo una duda, algunos días consumo de carbohidratos un 9% que entiendo que no está mal…de grasas 62% y de proteínas 29% que equivale a115,50g de proteínas. Y aquí viene mi duda… No son demasiadas proteínas? He leído en el grupo de Facebook que que las proteínas consumidas debe ser el peso que deseas llegar, ejem. Quiero llegar a 68 kl… tengo que consumir 68g de PROTEÍNAS, que sería más o menos un 20%.?
El documental apareció por primera vez en Netflix el año pasado y el nuevo presidente de la AMA, Tony Bartone, aseguró estar preocupado por los malos efectos que pudiera tener en los "miembros más vulnerables" de la sociedad. "Todos y absolutamente todos los medios de comunicación deben tener una actitud responsable al tratar de difundir mensajes sobre el bienestar personal y la salud", añadió Bartone. "Netflix debería ser más responsable. No deberían emitirlo, el riesgo de desinformación es demasiado grande", recalcó.

no. Los carbohidratos al 5% son necesarios para poder mantener tu cuerpo en cetosis y las grasas altas es para que puedas reemplazar con grasas la energía que obtienes de los carbohidratos. La proporción puede variar un poco entre grasas y proteínas (sobre todo después de entrar en cetosis) pero, para iniciar, lo mejor es mantener esa proporción. Una vez en cetosis puedes aumentar un poco las proteínas pero los carbohidratos no. 🙂
Hola, yo inicie en el mes de noviembre , y los resultados son increibles tuve tres semanas de ingesta de solo vegetales y una sola proteina al dia, eso si mucho consumo de agua para no alterar la digestión, en este momento estoy en el nivel 3 pues en este punto ya tengo permiso para ir incorporando ciertos alimentos que antes no eran recomendados, a la fecha he bajado 8 kilos y he pasado de talla 16 a talla 12 , en medidas es donde mas resultados he obtenido.
Más energía (este estado llega después de que el cuerpo ya tiene varios días en cetosis, cuando ya ha pasado la fatiga y el cansancio propios de la dieta cetogénica). Parece un poco contradictorio decir que se tiene más energía al estar en cetosis, pues al no consumir azúcar y bajar los niveles de glucosa el cuerpo debería sentirse débil, pero aquí la maravilla de este proceso natural que el cuerpo desarrolla.
La razón de esto es que las comidas altas en carbohidratos pueden aumentar la retención de líquidos en el cuerpo. Al dejar de comer alimentos altos en carbohidratos, perderás este exceso de agua y sal a través de los riñones, lo cual hace que orines más frecuentemente. Durante la primera semana, antes de que el cuerpo se haya acostumbrado, esta liberación de los líquidos retenidos puede causar deshidratación y falta de sal, provocando los síntomas detallados previamente.
Preparación: Para conseguir un efecto de parrilla, necesitamos una sartén acanalada, carmela o parrilla que se pueda tener mucho tiempo al fuego. Sin añadir aceite, la ponemos bien caliente y cuando lleve cinco minutos o más al fuego, colocamos en ella las chuletillas de cordero previamente saladas. Dejamos que se cocinen durante tres o cuatro minutos, sin tocarlas en ese tiempo para que se cocinen bien y queden doradas y a continuación, les damos la vuelta dejándolas otros tres minutos por la otra cara. En ese tiempo, preparamos la salsa de yogur y menta, similar a la que preparamos hace tiempo con un toque oriental para unos tacos de magro de cordero. Es importante que encontréis menta ya que aunque tiene el dulzor de la hierbabuena, tiene un toque picante que contrasta muy bien con el dulce del yogur. Si no encontráis, podéis usar hierbabuena, aunque perderá parte del efecto. Picamos bien las hierbas y ponemos algunas sobre la carne y el resto las usamos para hacer la salsa que se hace simplemente batiendo con un tenedor el yogur con la menta. Damos la vuelta a las chuletillas y las colocamos sobre una cama de ensalada de canónigos, rúcula y zanahoria en hilos y terminamos echando una cucharadita de la salsa sobre cada chuletilla. El resto de la salsa lo servimos en salsera aparte.
Si es la primera vez que haces una dieta cetogenica durante la fase de adaptación puedes experimentar: mareos, dolor de cabeza, cansancio y necesidad de carbohidratos. Con el fin de minimizar estos efectos, sería conveniente adaptarnos de forma progresiva, puedes empezar haciendo una dieta baja en carbohidratos durante las primeras semanas. La dieta cetogenica necesita que se produzca un cambio metabólico, y por ello debemos adaptar el organismo a la nueva forma de obtener energía. Esto puede ayudar a tu cuerpo a quemar más grasa, antes de quitar por completo los carbohidratos de tu dieta.

La dieta cetogénica está contraindicada en personas mayores de 65 años, niños y adolescentes, mujeres embarazadas o en período de lactancia. Además de esto, personas en riesgo de cetoacidosis, diabéticos tipo 1, diabéticos tipo 2 descontrolada, antecedentes de cetoacidosis, personas con caquexia, personas con insuficiencia hepática o renal, enfermedades cardiovasculares, accidente cerebrovascular, personas con piedras en la vesícula o que no tengan vesícula y los pacientes en tratamiento con medicamentos a base de cortisona.
Estimado Dr Oviedo,…hice lo indicado por Ud, y no tengo problemas con seguir la dieta, sòlo que tengo una consulta,..al dìa noveno despuès de haber perdido 3,20, me asustè y comì algo de nueces un puñado màs o menos y brocoli , inmediatamente al dìa siguiente subì 1 kilo mi pregunta es rompì el proceso de citòsis..debo descansar y empezar de nuevo.
La razón de esto es que las comidas altas en carbohidratos pueden aumentar la retención de líquidos en el cuerpo. Al dejar de comer alimentos altos en carbohidratos, perderás este exceso de agua y sal a través de los riñones, lo cual hace que orines más frecuentemente. Durante la primera semana, antes de que el cuerpo se haya acostumbrado, esta liberación de los líquidos retenidos puede causar deshidratación y falta de sal, provocando los síntomas detallados previamente.
×