Tuve un mono fuerte con el azúcar (unos 5 días) y con el pan (unos 8-10 días). Pero después se esfumó. Y ni me acuerdo del pan ni de los dulces; se trata de un cambio de hábitos. Mi nevera sólo tiene productos frescos. Los desayunos son una fiesta, cada día diferentes y se acabó la omnipresente tostada (el truco de apartar un poco de la cena del día anterior para tomar con el desayuno es la caña). Vegetales a tutti pleni, carnes, pescados, yoghurt griego, frutos secos… tengo mucho donde elegir.
Lo digo como opción, ya que podrían ser muchas razones por las que estás estancada, pero la más común que he visto es que muchas personas tienden a consumir menos calorías que las que el cuerpo necesita en su estado basal, y ante este déficit, tu cuerpo decide cuidarte porque estás acabando con las reservas muy rápido, sobre todo si estás entrenando. ¿Sientes menos energía? cuéntame más para poder ayudarte mejor.

La dieta cetogénica se empezó a utilizar con éxito a principios del año 1921 (estudio) para tratar pacientes con epilepsia, pero a raíz del rápido desarrollo de nuevos fármacos anticonvulsivos, esta dieta cayó en desuso hasta que, en el año 1996, gracias a la Sociedad Americana de Epilepsia y a las investigaciones y ensayos clínicos realizados, se volvió a utilizar en varios hospitales, llegando a ser más eficaz en el control de crisis de epilepsia refractaria que muchos de los nuevos fármacos (estudio, estudio, estudio, estudio, estudio, estudio, estudio).


Otra desventaja de la dieta cetogénica es que, con la disminución drástica de la ingestión de los carbohidratos, pueden surgir síntomas. Entre ellos están: cansancio, debilidad, falta de disposición, problemas de concentración, dolor de cabeza, mareos, entre otros. Esto ocurre porque el azúcar es el combustible para el cerebro. Cuando hay reducción de este combustible, se da una interferencia en el buen funcionamiento de este órgano.
Le escribo para ver si me podría ayudar u orientar. Siempre he tenido problemas de peso y por lo mismo he hecho muchas dietas e incluso tomar pastillas que si me han ayudado a perder peso pero con la misma lo recupero e incluso hasta más. Hace casi dos años tuve un aborto espontaneo con casi un peso de 75 kilos lo cual los doctores me dijeron que la razón de mi aborto fue mi sobrepeso. Estuve sometida a varios estudios con algunas consecuencias que me dejo el legrado que me practicaron e incluso el anticonceptivo que me pusieron que desde entonces hasta la fecha he aumentado de peso de manera rápida hasta llegar a los 100 kilos. Cuando yo nunca había pesado eso. He estado haciendo dietas y solo he logrado bajar 3 kilos y con mucho trabajo durante meses e incluso los nutriólogos con los que he ido solo me dan pastillas y malteadas que no me bajan de peso solo me estriñen. Ya tengo 30 años y muero de ganas de tener un BEBE pero el ginecólogo me dijo que tengo que perder peso para embarazarme. He estado leyendo sobre esta dieta solo que me da miedo de subir más de peso o de otros revotes.
Hambre reducida: muchas personas sienten una reducción significativa del hambre. Esto puede ser causado por una capacidad aumentada del cuerpo para alimentarse usando sus depósitos de grasa. Muchas personas se sienten muy bien comiendo solamente dos o tres veces por día, y acaban haciendo una forma de ayuno intermitente de manera espontánea. Esto ahorra tiempo y dinero, a la vez que acelera la pérdida de peso.
Las dietas cetogénicas ofrecen grandes beneficios para la salud y si las combinamos con una alimentación viva o Raw Food, potencian su funcionamiento al 1000%, adicionalmente siempre es bueno llevar un estilo de vida saludable, con una sesión de ejercicios al día y también es muy recomendado realizarse alguna terapia de desintoxicación, para ayudar a depurar el organismo.
La dieta de la cetosis ha dado mucho de qué hablar debido a sus radicales métodos alimenticios en los cuales se erradica por completo el consumo de hidratos de carbono para propiciar la pérdida de peso. Ya hemos explicado arriba de qué trata y cuánto tarda un cuerpo para estar en cetosis, así que a continuación hablaremos un poco de los grandes beneficios de la dieta cetogénica y cuáles son las principales desventajas de ella.

Kossoff EH, Zupec-Kania BA, Amark PE, Ballaban-Gil KR, Christina Bergqvist AG, Blackford R, Buchhalter JR, Caraballo RH, Helen Cross J, Dahlin MG, Donner EJ, Klepper J, Jehle RS, Kim HD, Christiana Liu YM, Nation J, Nordli DR Jr, Pfeifer HH, Rho JM, Stafstrom CE, Thiele EA, Turner Z, Wirrell EC, Wheless JW, Veggiotti P, Vining EP; Charlie Foundation, Practice Committee of the Child Neurology Society; Practice Committee of the Child Neurology Society; International Ketogenic Diet Study Group. (febrero de 2009). «Optimal clinical management of children receiving the ketogenic diet: recommendations of the International Ketogenic Diet Study Group».

hola Oriol mi nombre es Cristina y estoy buscando entrar en cetósis, pero leí algo de que si uno tiene problemas de corazón no se debe hacer esta dieta, yo tengo arritmia, pareces saber mucho pues mas se aprende con la experiencia propia y al parecer tu ya ha hecho esto y me imagino que asi como yo debes de haber investigado, tu crees que ponga en mucho riesgo mi vida por hacer esta dieta, gracias.


Considero que para tener una salud completa es incluso necesario hacer periodos de cetosis y/o ayunos durante algún mes al año. Por ejemplo, no me parece descabellado pasar 4 meses en cetosis y 8 meses en glicólisis al cabo de un año, ¿o acaso os parece esto algo extremo? ¿quizá lo extremo es estar TODA UNA VIDA en glicólisis y dependiendo de los hidratos?

La dieta keto (del inglés “ketogenic”), es una dieta baja en carbohidratos que provoca que nuestro cuerpo se convierta en algo así como una máquina de quemar grasa. Se ha puesto de moda por la multitud de celébridadess que la siguen, pues además de potenciar la pérdida de peso ayuda al rendimiento deportivo. Por supuesto, antes de seguir cualquier tipo de dietas conviene consultar con un especialista e informarse bien de sus potenciales riesgos.
Me parece increible la sarta de imprecisiones que estas poniendo en este blog. Bien es cierto que la dieta cetogénica te hace perder peso, obviamente claro estas quemando las reservas de energía de tu cuerpo… pero ¿a que precio? Estás obligando a tu cuerpo a utilizar un proceso (lipólisis) que no es el normal para la obtención energética y que produce como RESIDUO cuerpos cetónicos. Es cierto que los cuerpos cetónicos están siendo investigados por su posible papel en enfermedades como la epilepsia infantil, etc…pero en todos los casos estos cuerpos cetónicos son tóxicos para el organismo. Todos esos desechos los elimina el riñón y lo estás haciendo trabajar demasiado, mantener una dieta asi te va a costar una insuficiencia renal. Hay una frase en particular que me ha dejado impactado «Durante la fase de adaptación vas a experimentar: mareos, dolor de cabeza, cansancio y necesidad de carohidratos, solo resiste en unas semanas te sentirás genial» ¿Estamos locos? ¿No es suficiente aviso por parte de tu cuerpo de que lo estás maltratando? ¿Y por qué no reflejas en este blog los problemas ateroescleróticos del abuso de las grasas? ¿Los problemas cardiovasculares del abuso de las grasas? ¿Por qué no adviertes de los inconvenientes de esta dieta? De verdad me parece increible, luego no me extraña que la gente se haga rica haciendo libros con dietas mágicas de pérdida de peso si no se les da toda la información a los pacientes,
Tengo amenorrea desde hace aprox. 1,5 años (ahora con un tratamiento hormonal me ha vuelto la menstruación) y creo que tendrá que ver con el estrés y, por tanto, los niveles de cortisol. Actualmente estoy tratando de equilibrarlo e intentar relajarme más. Ya que he visto que con la dieta cetogénica al principio suben los niveles de cortisol, no sé si sería lo adecuado para mí o si me perjudicaría más respecto a los niveles hormonales (estrógenos y progesterona en especial). Además, si no quiero perder más peso (mido 1,65m y peso 51kg), podría adaptar la dieta para sólo aprovechar de la flexibilidad metabólica?

Cyclical ketogenic diet (CKD): If you find it difficult to stick to a very low-carb diet every day, especially for months on end, you might want to consider a carb-cycling diet instead. Carb cycling increases carbohydrate intake (and sometimes calories in general) only at the right time and in the right amounts, usually about 1–2 times per week (such as on weekends).


hola, la verdad es que acabo de pasar a la fase dos de la dieta cetogénica y no tenia idea que también tenia que hacer una proporción entre la grasa y las proteína. Durante los 10 días pasados comía mezclas de vienesa con mayonesa o queso amarillo, pechuga de pollo a la plancha con queso derretido, o huevos revueltos con vienesa, pero realmente en esas mezclas no se si la proporción estaba bien, por lo tanto agradecería que me ayudara a ver si hice bien los primeros 10 días y no seguir cometiendo los mismos errores. 

buenas tardes ! acabo de encontrar esta pagina asique estoy leyendo todos los articulos que voy encontrando, tengo 27 años, mido 1.65 y peso 95 kg aprox, estoy excedida en 25/30 kg los cuales ya me comienzan a molestar ya que estoy operada desde hace 25 años, de columna lumbar sacra por espina bifida y necesito comenzar a bajar de peso de manera progresiva y me gustaria implementar la dieta cetogenica pero no logro entender muy bien como es, me podrian ayudar a armar un plan mas o menos acorde para poder perder estos kg que me estan matando.. y que ejercicios efectivos podria realizar con mi condicion por ejemplo podria saltar la soga pero me gustaria complementarlo con otros ejercicios que no afecten mi columna lumbar desde ya agradezco su tiempo!!
Si es la primera vez que haces una dieta cetogenica durante la fase de adaptación puedes experimentar: mareos, dolor de cabeza, cansancio y necesidad de carbohidratos. Con el fin de minimizar estos efectos, sería conveniente adaptarnos de forma progresiva, puedes empezar haciendo una dieta baja en carbohidratos durante las primeras semanas. La dieta cetogenica necesita que se produzca un cambio metabólico, y por ello debemos adaptar el organismo a la nueva forma de obtener energía. Esto puede ayudar a tu cuerpo a quemar más grasa, antes de quitar por completo los carbohidratos de tu dieta.

Moreover, an August 2018 study from The Lancet, which followed more than 15,000 people in the U.S., found that those who limited their carb intake (less than 30 percent of their daily calories from carbs) would live an average of four years less than someone who eats a moderate amount of carbs (5o to 55 percent of their daily calories from carbs). What's more, the keto diet might not be as effective for improving sports performance as many athletes think it can. A February 2017 study in Nutrition & Metabolism, which followed 42 athletes, found that a restrictive ketogenic diet can actually negatively impact physical performance, causing faster exhaustion.
Hola Gary, soy Beatriz (Bea) y hace tiempo estoy intentando bajar 25 kilos que me exige el traumatólogo , pero ni con la endrocrinóloga del hospital ni con nutricionistas particulares he conseguido bajar ni un gramo. todos quieren llenarme de pastillas que no puedo tomar y que además aborresco, tomo ATENOLOL, ACFOL, Y SINTROM DE 1mg. y la causa por la que tengo que bajar los 25 ks. es que me tienen que operar nuevamente de la columna y mi traumatólogo dice que con este exceso de peso todo funciona mal pues mi cuerpo está diseñado para pesar 58 o 60 ks. Dime si puedes hacer alguna sugerencia que me permita ir bajando de peso. te lo agradeceré con todo mi corazón. (tengo 71 años) y por el estado de mi columna mi único ejercicio es salir a caminar un poco y con bastón.Gracias y un saludo.
Preparación: Empezamos sacando el pollo de la nevera al menos una hora antes de cocinarlo, para que esté a temperatura ambiente. Precalentamos el horno a 220ºC o 225ºC. En un bol mezclamos la sal, la pimienta y el tomillo. Repartimos 2/3 partes de esta mezcla por la superficie de todo el pollo, masajeando con las manos para que se impregne bien. El resto de la mezcla la juntamos con el ajo aplastado y la nuez de mantequilla. Untamos el interior del pollo con esta mezcla. Las dos cucharaditas de mantequilla las repartimos sobre el pollo. Si queréis, podéis atar el pollo con un trozo de bramante para que las alas y los muslos queden más pegados al cuerpo. En una bandeja que pueda ir al horno ponemos el pollo apoyado sobre un lado (si la bandeja es pequeña ira mejor pues quedará más fácilmente apoyado). Lo horneamos 25 minutos, cuando haya transcurrido la mitad de este tiempo podéis sacar el pollo para salsearlo con los jugos que se habrán formado, pero sin cambiarlo de posición. Pasado este tiempo, lo volvemos a sacar y lo colocamos del otro lado. Podemos añadir un chorrito de agua, lo regamos y horneamos otros 25 minutos. A media cocción sacamos de nuevo el pollo y repetimos la operación de salsearlo, de nuevo sin cambiarlo de postura. Pasado este tiempo colocamos el pollo con el dorso hacia abajo. Regamos y lo ponemos de nuevo quince minutos más. Lo sacamos, le damos la vuelta y o dejamos quince minutos más. Dejamos reposar tapado unos 10 minutos antes de servir.
×