Hola dr oviedo! Mi peso es de 65 pero hace 6 meses di a luz subi a 82 kg y ahora mismo estoy en 74 estancada! Eh eliminado todo lo frito,toda la harina,refresco,embutidos,dulces..y estoy comiendo mas sano.. todas las mañana al despertarme me todo un vaso de agua seguido de mate o te verde sin azucar.. en las comidas siempre ensalada o pollo,y en la merienda siempre suelo hacerlo como el desayuno y ya durante la noche no como nada! Suelo salir a caminar con mi bebe y bebo un poco mas de agua al dia! Aun y asi sigo estancada en ese peso… nose si ya formara parte de mi esos kilos de mas o simplemente tendre mas retención de líquidos tambien! Gracias un saludo!
los edulcorantes son un problema porque el sabor dulce es un estímulo al cerebro de que llegan carbohidratos y se configura para ello. Además, la idea es reacostumbrar a tu cuerpo no solo a comer de forma natural, sino a no extrañar el sabor dulce para que cuando quieras salir de cetosis, no vuelvas al estilo de vida anterior, es la forma en la que la dieta cetogénica ayuda a evitar el efecto rebote. Recomiendo no usarlos y acostumbrarte al sabor real de los alimentos. Sin embargo, debo reconocer que no te sacan de cetosis.
Para hacer sostenible un descenso en tu peso y medidas debes estar en un deficit LIGERO durante un tiempo más prolongado. La dieta cetogénica sigue esto, con la diferencia agregada de que consume pocos hidratos de carbono para que el sustrato energético que use tu cuerpo sea grasa de manera que no cubras tus necesidades con carbohidratos y que puedas consumir tus reservas. Es recomendable.
Enfoque la pérdida de peso primero considerando su estilo de vida. Coma más verduras, frutas, mariscos y granos enteros; prioriza las grasas insaturadas que son buenas para ti; y pensar inclusivo versus exclusivo. No es necesario reemplazar las comidas con polvos cuando, en cambio, puede hacer cambios hacia hábitos alimenticios más saludables que promuevan el bienestar físico, mental y psicológico para la vida.
En teoría, siendo que vienes de un ayuno tan prolongado, es seguro que tu cuerpo ya usa la grasa como fuente principal de energía, así que ya estás en cetosis. Lo importante aquí es que en los días de transición a volver a ingestas, no te pases de carbohidratos y que comas muchos vegetales lowcarb para recuperarte de algún posible déficit nutricional, así seguir con una dieta cetogénica tradicional.
Como regla general, cualquier cosa en una lata, paquete o dotados de un paquete sellado que es más probable que no va a ser ceto amable. Hay, por supuesto, algunas excepciones, tales como conservas de tomates y un poco de pescado tan larga como la etiqueta indica que no hay nada más allí, como los aditivos y conservantes. Las cosas dulces, pasta, arroz, y aquellos altamente adictivo sabroso snack alimentos están destinados para el contenedor de basura demasiado si usted realmente desea conseguir en serio con ceto.
hola, la verdad es que acabo de pasar a la fase dos de la dieta cetogénica y no tenia idea que también tenia que hacer una proporción entre la grasa y las proteína. Durante los 10 días pasados comía mezclas de vienesa con mayonesa o queso amarillo, pechuga de pollo a la plancha con queso derretido, o huevos revueltos con vienesa, pero realmente en esas mezclas no se si la proporción estaba bien, por lo tanto agradecería que me ayudara a ver si hice bien los primeros 10 días y no seguir cometiendo los mismos errores.
Si estás en la dieta ceto, lo más probable es que desees ver resultados más rápidos e incluso poder aflojar un poco el ritmo cuando sientas la necesidad de un poco de alimento lleno de carbohidratos. Y probablemente ya sepas que alcanzar la cetosis no es fácil, incluso si eres muy estricto con la dieta y empeora cuando comes un poco más de carbohidratos.
Cuando se inicia esta dieta, el organismo pasa por un período de adaptación que puede durar días o semanas, donde el cuerpo se adapta a producir energía proveniente de las grasas y no de los carbohidratos. Por lo que es posible que surjan algunos síntomas como fatiga, letargo y dolor de cabeza, situación que pasa una vez que el organismo se adapta. 

Me parece increible la sarta de imprecisiones que estas poniendo en este blog. Bien es cierto que la dieta cetogénica te hace perder peso, obviamente claro estas quemando las reservas de energía de tu cuerpo… pero ¿a que precio? Estás obligando a tu cuerpo a utilizar un proceso (lipólisis) que no es el normal para la obtención energética y que produce como RESIDUO cuerpos cetónicos. Es cierto que los cuerpos cetónicos están siendo investigados por su posible papel en enfermedades como la epilepsia infantil, etc…pero en todos los casos estos cuerpos cetónicos son tóxicos para el organismo. Todos esos desechos los elimina el riñón y lo estás haciendo trabajar demasiado, mantener una dieta asi te va a costar una insuficiencia renal. Hay una frase en particular que me ha dejado impactado «Durante la fase de adaptación vas a experimentar: mareos, dolor de cabeza, cansancio y necesidad de carohidratos, solo resiste en unas semanas te sentirás genial» ¿Estamos locos? ¿No es suficiente aviso por parte de tu cuerpo de que lo estás maltratando? ¿Y por qué no reflejas en este blog los problemas ateroescleróticos del abuso de las grasas? ¿Los problemas cardiovasculares del abuso de las grasas? ¿Por qué no adviertes de los inconvenientes de esta dieta? De verdad me parece increible, luego no me extraña que la gente se haga rica haciendo libros con dietas mágicas de pérdida de peso si no se les da toda la información a los pacientes,
Te cuento, tengo 47 años, mido 180 y peso 93 kilos. Hago entrenamientos Hit desde hace 4 años 2-3 veces por semana sesiones de una hora. Llevo un año muy descuidado con la alimentación, y he pasado de los 85 kg a los 93 de ahora, por lo que me viene al pelo el entrenamiento que propones. Hace años, cuando me deje de fumar, engordé mucho e hice una dieta cetogénica (pronokal) que me fue muy bien, pero me prohibían hacer ejercicio intenso, además de tener que tomar, sodio, calcio y otros complementos; además me daba mal olor de aliento. Sobre todo me gustaría no dejar de hacer deporte. Supongo que habrá respuesta en el libro, pero por si me puedes adelantar algo.
Hola, estoy angustiada. Llevo 8 días con la dieta cetogenica y no he bajado nada de peso. peso 60 y sigo igual. no me he salido en nada. Se que aun estoy en el primer tramo pero se supone que ahí es la mayor perdida de peso, por eso no se si continuarla o no, ya que siento que comer tanta grasa no es sano. Principalmente he estado alimentandome de:
Preparación: Para conseguir un efecto de parrilla, necesitamos una sartén acanalada, carmela o parrilla que se pueda tener mucho tiempo al fuego. Sin añadir aceite, la ponemos bien caliente y cuando lleve cinco minutos o más al fuego, colocamos en ella las chuletillas de cordero previamente saladas. Dejamos que se cocinen durante tres o cuatro minutos, sin tocarlas en ese tiempo para que se cocinen bien y queden doradas y a continuación, les damos la vuelta dejándolas otros tres minutos por la otra cara. En ese tiempo, preparamos la salsa de yogur y menta, similar a la que preparamos hace tiempo con un toque oriental para unos tacos de magro de cordero. Es importante que encontréis menta ya que aunque tiene el dulzor de la hierbabuena, tiene un toque picante que contrasta muy bien con el dulce del yogur. Si no encontráis, podéis usar hierbabuena, aunque perderá parte del efecto. Picamos bien las hierbas y ponemos algunas sobre la carne y el resto las usamos para hacer la salsa que se hace simplemente batiendo con un tenedor el yogur con la menta. Damos la vuelta a las chuletillas y las colocamos sobre una cama de ensalada de canónigos, rúcula y zanahoria en hilos y terminamos echando una cucharadita de la salsa sobre cada chuletilla. El resto de la salsa lo servimos en salsera aparte.
En España estamos acostumbrados a cocinar con aceite de oliva, pero no así en el resto del mundo, aunque cada vez el ‘oro líquido’ se va introduciendo más en la cocina internacional. Es el quinto alimento imprescindible y, si es posible, que sea virgen extra, lo que le da aún más calidad. Es una fuente de grasa pura de máxima calidad, la que mejor le viene a nuestro organismo y, además, podemos tomarlo en infinidad de recetas: en crudo y pasado por la sartén. También las aceitunas, de donde procede el aceite de oliva, son bienvenidas.

Preparación: Empezamos picando la cebolla muy menuda, calentamos aceite suficiente en una sartén y la sofreímos a fuego lento, hasta que quede dorada. Añadimos el bacalao desmigado y lo sofreímos con la cebolla hasta que se haya reducido todo el líquido de cocción. Cascamos los huevos en un plato de uno en uno y los vamos añadiendo a la sartén. Removemos con una cuchara hasta que esté cuajado. Si queremos un revoltillo más cremoso podemos añadir un poquito de nata líquida. Espolvorear con pimienta y perejil. Servir inmediatamente.
Marcos, excelente artículo. Hace cerca de tres años que te sigo y he adquirido varios de tus programas, todos son fantásticos. Mi problema es que desde que he comenzado con la reducción de carbos padezco gran estreñimiento, y el agua no es problema. Estaría muy bueno si pudieras dedicar comentarios sobre el estreñimiento y la reducción de carbos-cetosis. Tal vez sea falta de algún micro nutrientes…
×